Avisar de contenido inadecuado

Títeres

{
}

  TAGS:undefined

 No hizo falta que sonara el despertador del móvil. Un vez más, cansino y desmotivado se incorporó aquella mañana a la retahíla de rutinas que le acompañaban desde hacía muchos años. Junto a él aquella mujer yacía vestida, gracias a la gravedad, con los pliegues de las sábanas tras el revuelto amanecer. Cauteloso y en penumbras anduvo el sendero hacia la ducha. Afeitadora, agua, gel, espuma, cepillo y flúor era su dieta matutina aún en ayunas. Un vaso de leche con un sobre descafeinado y calentado en el microondas, y un reguero de seres como él se ponen en marcha casi robóticamente, como hormiguitas guiadas por una sintonía inaudible.

   Desde algún lugar lejano, sin que lo supiera, alguien manejaba los hilos de su vida. Como nuestro protagonista, otros muchos millones de mortales creían ser los dueños de su existencia y destino, creían en su libertad para tomar decisiones. Nadie parecía darse cuenta que lo que en realidad ocurría es que el margen de libertad, el libre albedrío, teniendo en cuenta obligaciones sociales, laborales y familiares lo hacían mínimo.

   Mi libertad, nuestra libertad,… Manuel Azaña creía que la libertad no hace a las personas más felices, los hace, sencillamente, personas. Pero eso del libre albedrío no deja de ser otro camelo que nos han contado para conformarnos. En el colmo de este ilógico juego en el que vivimos tenemos que escuchar, a los medianeros de nuestro bienestar, cada vez más demediado, sorprendernos una vez más con que, en virtud de guarismos ignotos para el común, no son suficientes los sacrificios realizados, siempre hay que afrontar muchos y nuevos sacrificios.

   Casi no invertimos tiempo en soñar, en amar, en crear. Nos limitamos a mover los brazos y los pies allá donde nos arrastran los hilos que manejan los titiriteros; porque somos marionetas a las que han convencido de que este tipo de existencia es la adecuada y nos da pavor siquiera pensar en romper estas esclavizantes ataduras. “Miedo a la libertad”.

{
}
{
}

Comentarios Títeres

Forma diferente de expresar la misma teoría: el feudalismo está en vigor.
Aunque sea disfrazado de "libertad y democracia" y ... no sepamos quien, realmente, maneja nuestras vidas (millones de ellas)
Vivimos con teorías, José, y si pretendemos convencernos de lo contrario es que somos ilusos.
Pena, penita pena que reza la canción ... bicos libertarios querido.

Deja tu comentario Títeres

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre