Avisar de contenido inadecuado

Percepciones

{
}

 

Rompes un día con la monotonía cotidiana, adelantas 15 minutos la hora de salir para cumplir tu rutina y todo cambia: tropiezas a otros vecinos en el ascensor, sales por la puerta y te cruzas por la calle con un censo distinto de personas, abriendo interrogantes de parte y parte en las miradas o en el ver sin mirar, y descubres, entre ellas, algún hilo empático, esos pequeños amores a primera vista que no pasarán de ahí, pero ahí quedan para siempre. Te encuentras con un antiguo compañero al que hacía años que no veías, que anda del brazo de su esposa con algo de desmadejamiento. Te dice que sufrió un ictus. Ha cambiado, ha envejecido; lo que te dice a la cara que tú has cambiado y has envejecido. Te cuanta que ha muerto aquel que bromeó contigo cuando estabas desvalido y un día te  regaló su mejor sonrisa. Y no has podido acompañarlo en sus despedidas.

Cambian también los pájaros del cielo, que no son ya los que estaban en el paisaje implícito, al fondo del plano ante el que nos movemos, pues también ellos tienen horarios y costumbres. Son otros los ruidos de la calle, la densidad del ajetreo, la urgencia de los vehículos. Y, en fin, hay otra representación en el escenario del cerebro, y pillas a ideas fuera de hora. Hay modos sencillos, artimañas, para conseguir que todo sea nuevo, para sorprender a la cansina realidad y poder conseguir que a su vez ella renueve su capacidad de sorprendernos.

{
}
{
}

Comentarios Percepciones

Hay muchas personas que no se detienien en mirar aquello que les rodea y ... no digamos en pensar, eso es para las máquinas.
Percepciones ... ¡eso que es! me apuesto la cabeza que poquita gente sabe su significado (me sonrio, aunque la tristeza me invade)
Un caluroso beso ... empapado de agua y rocío.
A mi me ha gustado mirar siempre, imaginar lo que se esconde ante la rigidez de un rostro, ante el aparente hieratismo de alguien que no responde o demasiado vagamente a un saludo, que en realidad es una solicitud de intercambio de frases o de ideas, quizá banales, o quizá puedas encontrar en ellas la frase o la idea del año.
Existen entre ellos los reventantes individuos que tienen el prurito cada día de querer desmarcarse de la opinión pública por la simple y absurda necesidad de no ser uno de tantos, siempre temerosos de que sus ideas puedan resultarle sensatas al conserje del edifico en el que viven. Es como si un dálmata se avergonzase de ladrar comos los otros perros e hiciese lo posible para balar como una oveja o maullar como un gato.
Pero esto da para mucho. Y que no te invada la tristeza, que para eso están los besos empapados de agua, rocío y palomitas en la última fila.

Deja tu comentario Percepciones

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre