Avisar de contenido inadecuado

Los girasoles

{
}

 TAGS:

 

Brotan de la tierra en una inmensidad de flores flameando sobre los largos tallos verdes con sus hojas acorazonadas, que desde la campiña se derraman en hermosas oleadas. El pajizo pardo de los trigales, ya segados, queda apagado junto al enorme manto amarillo intenso de los girasoles. Tienen hasta marcialidad de un gran ejército, todos disciplinadamente orientados de la misma forma, las inflorescencias dispuestas en serie de Fibonacci, formando una enorme margarita donde falsos pétalos entonan una sinfonía de me quiere/no me quiere. 

Bajo este sol que aplana la campiña del Guadalquivir, refulgen los campos de girasoles. Los girasoles van al Sol que más brilla, giran desde el amanecer hasta el crepúsculo orientándose para recibir el máximo de rayos solares. ¿Pasará ahora igual en la política? Sin duda habrá gente que realizará su giro hacia el nuevo Sol, contorsionistas a los que no estorban las ideas para acomodarse al nuevo astro que ahora calienta con más fuerza.

Esos girasoles de la política rompieron su estatismo inicial, y ahora se están orientando hacia la derecha, y en esa misma dirección pronto pasará por encima de nuestras cabezas, primero con pereza, luego de forma decidida, una nueva migración de intelectuales, cómicos, poetas, técnicos, asesores, escritores, sociólogos, periodistas y otras aves que buscan siempre las zonas templadas de cualquier sur, allí donde esté.

A pesar de eso, se ha repetido muchas veces que la derecha en este país carece de apoyo intelectual o de aura estética. Así pues, todos esos girasoles de la política defenderán a ultranza su actitud, inventando razones peregrinas para defender su giro sin admitir la renuncia a un solo átomo de su ideología. Curiosa la elasticidad de ciertos pescuezos para mirar con fijeza al nuevo sol.

No puede uno menos que pensar en la concordancia entre la política y los girasoles. Es verdad que estos tienen poesía y un encanto sobrecogedor; asombra ver cómo la naturaleza puede crear tanta belleza. La política tiene escasa poesía, en todo caso algo de épica, cuando sus protagonistas son capaces de luchar hasta morir por el bien y el bienestar del pueblo a quien sirve. Haberlos, aunque no muchos, puede que los haya.

Pero los girasoles, son flor de unos días, enseguida cuando granan, ya no liban las abejas, se vuelven negros y los pájaros vienen a comerse las pipas. Esperemos que la nueva etapa política no sea pronto un campo de girasoles secos, en que la que pájaros de todas clases vengan a comer de sus despojos.

 

{
}
{
}

Comentarios Los girasoles

Ya de vuelta al colegio jajajajaja ... de nuevo en Madrid y con un calor, ¡¡puto verano!! ... el bautizo genial y el niño mas guapo que yo, que ya es decir (sonrio)
Los Girasoles me recuerda la pelicula de Sophia Loren y Marcelo Mastriollani, y una poesía de un clásico inglés ... y es la flor que siempre sigue al Sol
Me gusta cuando das caña, disfruto como una enana
Besos en la sombra y con horchata (sonrio) ... pá refrescar los labios ...

Deja tu comentario Los girasoles

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre