Avisar de contenido inadecuado

Individuos

{
}

 

 TAGS:

 

Se ha llegado a decir por voces autorizadas, que en estos tiempos de crisis persistente, de depresión en L, o como narices pueda calificarse, haría falta una guerra destructiva al estilo de las dos mundiales que asolaron la primera mitad del siglo XX para que se iniciara una nueva fase de expansión económica.

Todos somos individuos y todos formamos parte de una masa, moldeable, manipulable. El individuo se ha vuelto algo de lo más vulgar. No es ya que cualquiera que se lo proponga, con voluntad, esfuerzo, coraje y todo eso, pueda ser individuo. Cada uno de nosotros es un individuo único, que nace tan único como el que más. Lo individual, lo personal, lo único, el atributo de los viejos héroes, de los grandes artistas, que les aseguraba la inmortalidad, pudo ser considerado un don muy preciado en tiempos en que se andaba, al parecer, escaso de individuos, pero resulta, en este sobresaturado abigarramiento de individualidades en que consisten hoy las sociedades contemporáneas, un atributo, un valor, muy devaluados, dada su producción masiva.

Visto que actualmente lo individual es algo meramente superficial, epidérmico, tautológico, en términos de conocimiento, y extremadamente vulgar en sus manifestaciones estéticas, es claro que eso de morirse, la muerte de cada uno, y su consiguiente inmortalidad, no es cosa de la que quepa esperar demasiado.

Eso de morirse o de matar individuos es en nuestros días una acción redundante, improductiva, que se limita a regular el stock ya existente, una tarea apta sobre todo para indigentes mentales e impropia de creadores, esos raros espíritus que desafían con su negación a matar o a morirse, con su desprecio por la muerte, la actual promoción social del exterminio masivo, industrial, con el que se pretende revalorizar periódicamente la mercancía devaluada en que nos hemos convertido los individuos.

{
}
{
}

Comentarios Individuos

Creo amigo que estos "individuos", responsables del fluir fangoso del día a día, estos que manejan nuestros  hilos a su antojo, se han atrincherado en su bunker a kilometros de la tierra y, aburridos, despóticos, funestos, mirandose el ombligo a cada minuto, se apuestan entre ellos quien es capaz de soltar la mayor soplapollez y quedarse tan anchos. Por desgracia estos descelebrados son adictos a la ruina y a la destrucción y tiene el suficiente poder como para llenarnos de mierda hasta los ojos. Creo que la historia se repite, cuatro hacen el imbecil jugando a ser dioses y los humanos, humildes y nobles pagamos sus irresponsabilidades.
Amigo Pp, ojala que ese bunker que tienen en el monte olimpo se les venga abajo con ellos dentro.     
1 salu2 amigo.........
wiwi wiwi 31/08/2011 a las 21:26
Wiwi, como no tengo la seguridad de que mi comentario haya salido en tu blog, lo copio aquí:
Está bien eso de ir descolgando palabras y frases hechas del florido pensil de los distintos argots profesionales y hacer como entendemos de una cosa si metemos unos cuantos tecnicismos en forma de morcilla indigesta.
Lo de la prima de riesgo. Ahora resulta que el enemigo, pese a los errores de todo orden cometidos en casa, está fuera y no es cosa de mandar a los cruzados a pelear contra los mercados que, como los enemigos de don Quijote, a saber qué son.
Siempre nos queda la ilusión de que eso expertos fallen como una escopeta de caña y nos encontremos con un milagro a la vuelta de la esquina o del otoño y no sea verdad lo de la larga espera, incluso de una segunda recesión.
Mala praxis laboral. Sin negar que haya tolerancia con algunas situaciones concretas de mala praxis laboral, la pregunta, obvia, es que si esto se considera un mal endémico de nuestro país, ¿por qué no se denunció antes? ¿O es que, cuando el hormigón florecía, los que ahora se quejan estaban encantados de que sobraran funcionarios en unos ayuntamientos comprensivos con las recalificaciones y encantados de dispensar licencias?
Las críticas hay que hacerlas cuando se detecta que algo va mal y no cuando ese mal nos perjudica personalmente al cabo de los años. Es la diferencia entre lo general y lo particular, entre una ética objetiva y una subjetiva, dudosamente respetable aunque pueda alertar de patologías ciertas.
El estado de bienestar, el Welfare State, que ahora se quieren cargar, con el con que de la Merkel, el Sarkozy y el Tea Party.
Bueno y lo demás, la apatía de parte de la juventud y no tan juventud es el resultado de haber pasado de una sociedad autoritaria a una sociedad absolutamente laxa en cuestiones de autoridad.
A los adolescentes y jóvenes en general se les permite todo, todo está bien si a ellos les da la gana, estamos criando a la generación de irresponsables, mimados y consentidos más vasta jamás contemplada. La educación reglada se ha convertido en una avenida para el rápido tránsito de los chavales, previamente despejada de todo lo que signifique esfuerzo, dificultad o compromiso. La educación familiar es con frecuencia inexistente, pues volcados en hablar a los chavales de sus derechos nadie les habla de sus obligaciones. Los padres en general, y admito los errores de toda generalización, son una panda de acomplejados que evitan a su prole la experiencia enriquecedora del trabajo, de la austeridad, de la lucha y del posible fracaso, no sea que se nos traumaticen los pobreticos y sufran, angelitos míos.
Y lo peor es que luego vendrán los que le ofrecerán trabajos de mierda, pero mientras estén los padres para guardarles las espaldas, todos contentos.


Deja tu comentario Individuos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre