Avisar de contenido inadecuado

Horteras

{
}

Horteras


Entendemos por
HORTERA  a una persona de gusto ramplón y zafio.

También se trata de una persona que, queriendo aparentar con su vestimenta una posición social de la que carece, hace gala de mal gusto, ridiculez y cursilería. Pérez Galdós, con su maestría en las descripciones  da buena cuenta de los horteras que trabajan como dependientes de las tiendas del Madrid decimonónico.

La hortera es una escudilla o cazuela o bandeja usada para muy diferentes menesteres. Quizás el original fuera el de utilizarla en la sacristía para guardar las hostias, ya que algunos autores suponen que fortera (como aparece documentada la palabra por primera vez en 1022) proviene del término latino offertoria, con el valor de ‘patena para la hostia’.

De todas maneras un utensilio de estas características tuvo diferentes usos. Y uno de estos usos era el que le daban los mendigos, que llevaban consigo un cazo de hojalata para recoger la sopa boba en conventos y cuarteles. Este útil inseparable del pordiosero —apto también para recoger limosnas— llegó a calificar al miserable; así se llamaba también hortera al menesteroso que, obviamente, iba vestido de harapos y con un mal gusto fruto de la necesidad.

También fue muy usado en cocinas y boticas, que por su necesidad de recipientes y cacharros, de ingredientes, mezclas y cocciones, comparten muchos términos, como por ejemplo el de receta. Y en uno de estos lugares nació un nuevo uso: los dependientes de boticas o mancebos también fueron llamados horteras por su uso constante de estos elementos en la rebotica, en una aplicación habitual de metonimia, como llamar plumillas a los escritores o violines a los músicos de un orquesta que tocan tal instrumento.

Ocurría al respecto que tales dependientes, en el Madrid del siglo XIX, querían imitar o aparentar la elegancia y distinción de sus clientes ricos, vistiendo ropas y utilizando maneras que en sus personas resultaban ridículas. Y este afán de ascenso social y su pobre resultado fue el que dio lugar al uso peyorativo de hortera, utilizado por el sujeto de una clase social superior para referirse al sujeto de una clase social más baja que pretende lo que no es ni puede ser.

{
}
{
}

Comentarios Horteras

¡¡Una hortera de pipirrana!!!...¡¡pero que rica!!...va tomando regustillo de pipirrana a pipirrana....solera.. :-P
La foto ¿tiene "algo" que ver con el comentario? :-) :-)      :-) :-)        :-o :-o      ;-)     ;-*
Ana 23/01/2009 a las 08:22
¿No encontráis ligeramente hortera a Vicky Beckam? Porque a mi sí me lo parece.
El refrán dice: aunque la mona se vista de seda.....
Hay personas que tienen un señorío innato aunque no pertenezcan a esa clase social  y su cuna haya sido  muy humilde, pero otras por muchas joyas que se cuelguen, ropa que se pongan.....y dinero  que se echen encima, no la pueden disimular.... es más...diría que la acentúan.
Horteras más que horteras ;-)  y no me refiero a la de la pipirrana

buen fin de semana 
pimpinela 23/01/2009 a las 11:05
...respecto a la beckam...alguien la tildó de mujer chupachus....cada vez mas delgada y con una enorme cabeza...
...si es hortera de narices...por mucha silicona y billetes que se eche...carece de estilo...no es tanto lo que lleva, sino, como lo lleva...
Yo tengo un par de refranes horteras no se si os interesaran, ahi va:
El que nace servilleta y después se hace mantel, ni Dios puede con el.
El que nunca ha sido cosa y después cosa se hace, cuando se pone a hacer cosas, hay que ver que  cosas hace!!
Halaaa y yo horterilla plumilla ajajaa ;-) ;-)
balada_baladita balada_baladita 27/01/2009 a las 15:26
Muy interesantes y muy verdaderos los refranes que has puesto. Muchas gracias.

Deja tu comentario Horteras

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre