Avisar de contenido inadecuado

El viaje

{
}

 TAGS:undefined  No me gusta viajar cuando todo el mundo viaja. Siempre me sentí poco identificado con el fenómeno turístico (o quizá mejor, la plaga turística, el rebaño de seres con cámara o smartphone-selfie), y con el dominguerismo, palabra en desuso, pero que se sigue practicando hasta que la ciudad oferente de viajeros ocasionales, queda con sus calles vacías.

  Aunque me autoinculpo como apasionado amante del viaje físico, geográfico; vicioso de nuevas tierras, costumbres, manjares y viandas; coleccionista de fronteras, paisajes y sellos que, como cicatrices, perduran en la piel del pasaporte; me sigue emocionando la parte más personal, interna, el sismo endógeno que siempre florece cuando nos enfrentamos a nosotros mismos en un territorio inexplorado.

   Pero no resulta esencial alejarse de casa, de nuestra gente, de la atmósfera cerrada y cíclica en la que nos movemos habitualmente para sentirnos de viaje, aunque lógicamente esa distancia ayuda y fomenta la puesta en perspectiva de nuestros problemas y preocupaciones. Dicho de otra manera, la vida que gastamos, en el 90% de las ocasiones se limita al ejemplo de cómo discurre un tren, casi sin tomar decisiones, que avanza por una vía, unos raíles que le llevan de la misma manera y siempre, al mismo sitio.

 Viajar, aunque sea sin salir de casa o de uno mismo, consiste en explorar nuestras potencialidades, valores que si no son puestos a prueba es muy probable que sean unos auténticos desconocidos para la propia existencia. Como en un decantador el viaje, sea del tipo que sea, filtra, deja atrás las impurezas y nos ofrece la mejor versión de cada uno, el prototipo de quienes somos en realidad, algo que escondemos durante la mayor parte de nuestra rutinaria existencia.

  Feliz Semana Santa

{
}
{
}

Comentarios El viaje

Estoy en esos mismos pensamientos, me encanta viajar pero procuro hacerlo en fechas que no coincida con todo el mundo. Una vez viajé a Italia en el mes de agosto y aquello era para mi, una aglomeración de gentes que me saturaban, y prometí no hacer viajes en ciertas fechas.
¡Gracias José por hacernos llegar tus reflexión!
MarinaDuende MarinaDuende 10/04/2017 a las 12:53

Deja tu comentario El viaje

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre