Avisar de contenido inadecuado

Los días comienzan a alargar

{
}

 

 

Veo como anochece ya, son poco más de las seis de la tarde, y aunque ya, desde el día 21 de diciembre, han empezado a alargar los días, estamos todavía en los días más cortos del año y, obviamente, de las nochas más largas.

 El tiempo de luz diurna disminuye cada jornada hasta el 21 de diciembre, día del solsticio que marca el cambio de estación astronómica: empieza el invierno en el hemisferio norte y el verano en el hemisferio austral. En esta época, en la latitud de España, sólo tenemos algo más de nueve horas de luz diarias, mientras que a finales de junio y principios de julio, disfrutamos de más de 15.

Después del solsticio, el tiempo total de luz aumenta cada día, de forma que la duración de la noche se reduce a su vez hasta el solsticio de junio. Pero, realmente, hasta bien entrado el mes de enero no se nota claramente que aumenta la duración del día. Ello se debe a que, a pesar de que el tiempo total de luz sí que crece desde el día 22 de diciembre, hasta el 10 de enero se producen los días en los que amanece más tarde, esto es, aquellos en los que el Sol tarda más en salir. La última semana de diciembre el día gana tiempo por las tardes, pero aún lo pierde por la mañana, lo que se traduce en que, al salir de casa, muchas veces todavía es de noche.

Son cosas de los movimientos celestes; de la danza entre el Sol y la Tierra, cuyo hemisferio norte está ahora inclinado hacia el lado contrario del astro rey.

{
}
{
}

Deja tu comentario Los días comienzan a alargar

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre